Refugio


En esas ocasiones en las que arrecia el frío viento de la angustia, y la inclemencia descarga su fiereza, salgo a caminar buscando el refugio que seguramente encontraré tras una cuesta: a la orilla del cálido mar de los afectos.

Entradas recientes