Tardes...





Hay tardes en las cuales me asalta una nostalgia de unicornios, entonces, me subo a un poema y salgo a buscarlos por los andenes de viejas estaciones.

Entradas recientes