Ahí

Ahí, en cada paisaje del camino, donde la sonrisa ilumine, la mano se extienda, el gesto abra una puerta, la mirada vea, la palabra vuelva, el abrazo tenga sentido, la copa se llene, el sentir coincida, la mesa sea una fiesta y el mejor verbo se conjugue, ahí, sin ninguna duda, ahí sí me detengo.

Entradas recientes