Lluvias...


Algunas lluvias de domingo me invitan a construir barquitos de papel para echarlos a navegar por el río que corre junto al cordón de la vereda. Algunos me llevarán a las costas de mi infancia, otros pondrán la proa hacia el puerto de una ilusión en ciernes, muchos terminarán en inevitable naufragio y a lo mejor, alguno de ellos desembarcará en un poema.

Entradas recientes