13 de julio: Etapa treinta y cuatro, de Navia a Tapia de Casariego

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etapa de veinte kilometros de apacible recorrido. Salimos de Navia en ascenso con una bella vista de la ciudad y la ría. Luego llegamos a un caserío en el que había una ermita. Después anduvimos por un muy lindo tunel vegetal que nos resultó corto, a partir de ahi por algún camino vecinal, nuestra vieja amiga la N634 y la compañía de la autovía llegamos a La Caridad, pueblo al que no entramos y seguimos recto por el camino.

A partir de allí anduvimos por suelo llano y, al elegir la variante costera, pasamos por muy bonitos lugares cercanos a la costa y los acantilados, conscientes de que en dos días dejaríamos atrás el Cantábrico queríamos despedirnos de él. En Porcia, playa, nos clavamos el habitual pincho.

Por asfalto seguimos avanzando y después de pasar un barrio llegamos a Tapia de Casariego, un hermoso pueblo a orillas del mar que por la tarde, luego de descansar, recorrimos.

Estábamos muy contentos, nos faltaban solo 230 kilómetros para llegar a Santiago y ya no teníamos dudas de que lograríamos nuestro objetivo, los muchos kilómetros que llevábamos caminados estimulaban esa certeza. Ese era el día de la festividad de Tapia de Casariego y el pueblo rebosaba de animación, para sumarnos a ello y celebrar lo caminado hasta ahora nos apartamos del menú peregrino, disfrutando de una ronda de ricos pescados.

 

Continuará en: Etapa treinta y cinco, de Tapia de Casariego a Ribadeo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Entradas recientes
Please reload

© 2023 The Journalist. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now