23 de julio: Etapa cuarenta y cuatro, de Arzúa a O Pedrouzo

Salimos más tarde de lo habitual, era una etapa supertranquila, de escasos desniveles, anduvimos por pistas forestales muy bonitas y al andarla cruzamos bosques y praderas. Lo más lindo fue un bosque de robles y castaños por el que pasamos a poco de salir.

La emoción de saber que estábamos tan cerca de Santiago nos hacía acelerar el paso y nuestra conversación se centraba en imaginar como sería el sentir al llegar a la plaza del Obradoiro, esa meta que veníamos buscando desde cuarenta y cuatro días atrás.

Llegamos a O Pedrouzo a la tarde, nos alojamos y salimos a caminar un poco por el pueblo. Tomamos un café en un muy bonito bar y luego de un rato, empujados por las ganas de que llegara el día siguiente para iniciar la etapa más buscada, nos fuimos a cenar.  En el brindis de la foto se empieza a insinuar la alegría que presentíamos nos embargaría en unas horas.

 

Continuará en: ¡Última etapa!, de O Pedrouzo a Santiago de Compostela

 

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Todos los contenidos de esta página web están protegidos por Derechos de Autor.

© 2023 The Journalist. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now