Ser relato


Mi padre construía caminos, el suyo conducía trenes. Mi madre me leía cuentos que le leyera su padre, que caminara ideales. Llegado mi tiempo comencé a andar la vida, me subí a trenes, anduve caminos y abracé ideales. Obstinado, escribí un cuento nuevo que leí a mis hijos, y les hablé de trenes, caminos e ideales. Quizás algún día, cuando yo haya reemprendido el viaje, los hijos de mis hijos leerán cuentos a sus nietos y les dirán: nuestro abuelo viajó en trenes, anduvo caminos, sostuvo ideales y se hizo relato.

Entradas recientes