Venturoso desatino


Mire, a mí me parece que de vez en cuando resulta aconsejable actuar de acuerdo al propio y buen sentir, darle libertad al mejor querer ser o hacer, llevar adelante un acto de esos que para muchos se inscribe en la insensatez pero que para quien lo lleva a cabo se constituye por un momento en territorio donde la felicidad es el accidente existencial más visible y al que sin duda alguna recordarlo en el futuro proveerá necesario alivio para esos tiempos del andar en los que uno atraviesa geografías de penas.

Entradas recientes